La Sunass tiene entre sus funciones supervisar y sancionar a las empresas prestadoras (EP) en materia de buen gobierno corporativo.

El buen gobierno corporativo, según la Ley Marco de la Gestión y Prestación de los Servicios de Saneamiento (Ley Marco), implica la existencia de una correcta asignación de derechos, poderes y responsabilidades entre los propietarios y sus representantes; los accionistas y sus representantes; el órgano de administración y gestión y sus miembros, y la gerencia de los prestadores de servicios de saneamiento, así como un ejercicio adecuado de los derechos de propiedad y de administración de las empresas prestadoras. Las relaciones entre estos actores deben ser claras, transparentes, explícitas y objetivas.

A través del buen gobierno corporativo, se busca que la gestión de las empresas prestadoras sea eficiente, profesional y transparente. Para lograr este objetivo, la Sunass tiene facultades sobre la composición y recomposición del directorio, designación, remoción y vacancia de los miembros del directorio, designación y remoción de los gerentes, rendición de cuentas, desempeño y buen gobierno corporativo, y administración y gestión empresarial.

 

Códigos de Buen Corporativo de las EPS

 

Estatutos sociales