Sunass promueve uso responsable del agua potable durante la emergencia sanitaria

Campaña #CadaGotaImporta impulsa el uso responsable y solidario del agua potable con un enfoque sanitario para cuidar la salud de la población y prevenir la COVID-19.

 

Lima, 1 de febrero de 2021.- Con el objetivo de generar una cultura de valoración del agua potable durante la pandemia, la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass) lanzó la campaña nacional de uso responsable y solidario del agua potable bajo el lema: #CadaGotaImporta.

Este año, la campaña tendrá un enfoque sanitario, con el fin de apoyar también al cuidado de la salud y la prevención de la COVID-19. La emergencia sanitaria demanda el uso de agua potable para acciones importantes, como el lavado de manos, la limpieza de alimentos y el aseo del hogar, por lo cual, como es natural, hay un aumento en el uso del recurso. Sin embargo, también persisten las malas prácticas y descuidos que motivan un derroche o desperdicio del agua potable que se hace más evidente en circunstancias como las que estamos viviendo. Solo entre marzo y diciembre del 2020, el consumo del agua en Lima se incrementó en 50 mil millones de metros cúbicos, lo que equivale a 20 estadios nacionales, según Sedapal.

El uso irresponsable y desperdicio del agua potable también se agudiza en la temporada de verano debido al aumento de la temperatura y a la coincidencia con las fiestas de carnavales, que según Sedapal, en veranos pasados se provocó el derroche de 120 millones de litros de agua en el llenado de piscinas y en juegos de carnavales, lo que representa el consumo del recurso de 4800 familias.

Una campaña de uso responsable y solidario se hace necesaria más que nunca, considerando que en el Perú todavía existen más de 3 millones de personas que no acceden al agua potable a través de una red pública, según el INEI y que en Lima aproximadamente 672 mil personas no cuentan con el servicio, según Sedapal.

Al respecto, el presidente ejecutivo de la Sunass, Iván Lucich Larrauri, manifestó que “en el actual contexto, un verano en plena pandemia, el agua es un recurso más valioso que nunca, pues ayuda a prevenir la COVID-19 y otras acciones esenciales, por lo cual debemos hacer el esfuerzo como sociedad de tomarnos en serio el cuidado del agua potable, a través de acciones sencillas, como no dejar el caño abierto al cepillarnos los dientes o enjabonarnos las manos”.

“Seamos solidarios. Antes de derrochar el agua pensemos que cuando se consume más en las zonas bajas de la ciudad, disminuye la presión y el agua no llega a las zonas altas. Nuestro uso responsable hará que el agua llegue a más personas”, precisó Lucich.

Asimismo, el titular de la Sunass puso especial énfasis en el que el ahorro de agua impacta directamente en la economía familiar, “en esta época donde no solo la salud es golpeada, sino también la economía, es importante tomar conciencia de que algunas malas prácticas incrementan el monto a pagar a fin de mes en el recibo”.

 

AGUA Y SALUD

El uso de piscinas no solo constituye una oportunidad para derrochar el agua, sino que pueden ser, según el Ministerio de Salud, un potencial foco de contagio de la COVID-19, cuando no se guarda la distancia física adecuada con las otras personas.

Asimismo, EsSalud advierte que la higiene inadecuada en piscinas puede producir infecciones respiratorias y estomacales. También, se recomienda evitar el juego de carnavales, ya que una mascarilla mojada pierde su efecto protector.

 

MENOS DERROCHE MÁS AHORRO

Mantener las instalaciones sanitarias en buen estado ayuda a evitar fugas de agua y al mismo tiempo, genera un ahorro en los recibos mensuales del servicio. Ahora que estaremos más tiempo en casa, tomemos en cuenta estos datos:

  • Una válvula de cisterna malograda hace que se desperdicie 360 mil litros de agua y genera un pago adicional de S/ 3200 en el recibo mensual.
  • Una fuga en un tanque elevado hace que se desperdicie 300 mil litros de agua y genera un pago adicional de S/2625 en el recibo mensual.
  • Un inodoro malogrado hace que se desperdicie 150 mil litros de agua y genera un pago adicional de S/1160 en el recibo mensual.
  • Un caño malogrado hace que se desperdicie 22 mil litros de agua y genera un pago adicional de S/67 en el recibo mensual.

 

BUENAS PRÁCTICAS DE USO RESPONSABLE

  • Evitar el derroche por fugas, revisando las conexiones internas por lo menos dos veces al año.
  • Al lavarnos las manos, debemos cerrar el caño cuando nos enjabonamos.
  • Tomar duchas de no más de 5 minutos.
  • Reusar el agua para la limpieza del hogar y riego de plantas.