Sunass obtuvo reconocimiento por promover la seguridad hídrica en Abancay

Experiencia del primer contrato entre una EPS y comunidades campesinas, en Apurímac, fue premiada por la Autoridad Nacional del Agua.

 

Lima, 10 de diciembre de 2019.- El primer contrato de conservación para la seguridad hídrica que impulsó la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass), entre la EPS Emusap Abancay y las comunidades campesinas Micaela Bastidas y Atumpata, fue reconocido por la Autoridad Nacional del Agua (ANA) en la categoría “Buenas Prácticas en Gestión de Recursos Hídricos” del Premio Nacional Cultura del Agua 2019.

Dicho contrato es una experiencia única y pionera a nivel nacional que permite agilizar los procesos, optimiza los recursos y facilita la implementación de acciones en infraestructura natural para el afianzamiento hídrico.

Asimismo, este acuerdo permite iniciar la implementación del Mecanismo de Retribución por Servicios Ecosistémicos Hídricos (Merese) para proteger y conservar la microcuenca Mariño, a fin de beneficiar a 65 000 personas y mejorar la continuidad y cobertura del agua potable en Abancay.

El desarrollo de este mecanismo en la microcuenca Mariño significó el desarrollo de tres procesos centrales: diseño administrativo y planificación del Merese bajo la modalidad de contrato; sensibilización y trabajo conjunto con las comunidades campesinas involucradas y trabajo conjunto con las instituciones y organizaciones de la plataforma de Merese del Mariño.

El estudio tarifario de Emusap Abancay (2014-2019), aprobado por la Sunass, consideró una tarifa para reservar fondos por concepto de Merese hídricos que se vienen aplicando desde el 2018. Dicha recaudación generó alrededor de 350 000 soles que serán invertidos en la conservación de la microcuenca.

Es importante precisar que la Oficina Desconcentrada de Servicios de la Sunass en Abancay y Emusap Abancay postularon esta buena práctica al Premio Nacional Cultura del Agua, el cual es organizado por la Autoridad Nacional del Agua (ANA), entidad adscrita al Ministerio de Agricultura y Riego, a fin de reconocer y valorar las experiencias exitosas que promuevan el uso eficiente, el ahorro, la conservación, la protección de la calidad o incremento de la disponibilidad de los recursos hídricos.